Acantilados de Los Gigantes

Acantilados de Los Gigantes

Desde el mar, desde el aire o desde tierra… Los acantilados de Los Gigantes son una de las joyas naturales que ofrece Tenerife y una visita imprescindible en la isla. Descubre qué hacer allí y cómo llegar a Los Gigantes.

En el extremo oeste de la isla, entre los municipios de Buenavista del Norte y Santiago del Teide, se encuentran los acantilados de Los Gigantes. Estas inmensas paredes de roca volcánica se emplazan dentro del Parque Rural de Teno y conforman uno de los paisajes más famosos de Tenerife y una visita imprescindible en la isla.

Los guanches, aborígenes de las islas Canarias, se referían a Los Gigantes como la “muralla del infierno”, pues creían que estos acantilados marcaban el fin del mundo. Además, la forma escarpada de la montaña que recuerda a figuras humanas solo reforzaba esta idea.

Las paredes verticales de Los Gigantes tienen una caída vertiginosa que se aprecia desde el mar y desde tierra firme. ¡La altura de los acantilados en algunos puntos supera los 600 metros! El color oscuro de las paredes y las columnas de lava solidificada convierten a Los Gigantes en un paisaje natural único en Tenerife.

Estos acantilados también son una parada imprescindible para los amantes del submarinismo. El fondo marino de Los Gigantes apenas tiene 30 metros de profundidad y es bastante difícil acceder a él, por lo que alberga una gran diversidad biológica: algas calcáreas, coral negro, esponjas y mucho más.

Qué hacer en Los Gigantes

  • Paseo en barco: la mejor forma de apreciar la magnitud de los acantilados es disfrutar de un paseo en barco por Los Gigantes.
  • Avistamiento de cetáceos: en las aguas que bañan los acantilados de Los Gigantes habitan numerosos ejemplares de calderón tropical y delfín mular. Disfrutar de un avistamiento de cetáceos en mar abierto con los acantilados de fondo es una experiencia única.
  • Otras actividades: snorkel, kayak, paddle surf, submarinismo… Los Gigantes y el entorno natural que rodea a estos acantilados son el escenario perfecto para disfrutar de estas actividades al aire libre y entrar en contacto con la naturaleza.

Cómo llegar a Los Gigantes

La mejor forma de visitar los acantilados de Los Gigantes es reservar una excursion con guía y transporte para olvidaros de preocupaciones y disfrutar de este entorno natural único. Si tenéis coche de alquiler, también podéis visitar Los Gigantes por vuestra cuenta tomando la autopista TF-1 desde el sur. 

El Puerto de Santiago, a muy pocos kilómetros de los acantilados, ofrece unas vistas muy buenas del conjunto de Los Gigantes