Punta de Teno

Punta de Teno es uno de los rincones menos conocidos de Tenerife, lo que no hace más que sumarle encanto a este recóndito lugar. Se trata del punto más occidental de Tenerife y alberga un faro sacado de una postal. ¡Sencillamente mágico!

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, y Punta de Teno es uno de esos lugares en los que no es lo mismo contarlo, que vivirlo. Visitar este pequeño paraíso escondido en la punta más occidental de Tenerife es la única manera de entender su encanto particular.

Debido a su difícil acceso a pie y por carretera, el Parque rural de Teno ha vivido durante siglos aislado del resto de la isla. Los habitantes de este recóndito lugar tenían que recorrer cuatro horas de angosto sendero hasta el pueblo más cercano, Buenavista del Norte. Esta distancia, sumada a la orografía de la zona, hacía casi imposible mantener cualquier contacto con otras poblaciones tinerfeñas.

Sin embargo, este aislamiento hizo posible que el paisaje de Punta de Teno permaneciera intacto a lo largo de la historia de Tenerife. Los acantilados verticales, los bosques de laurisilva y las rocas volcánicas conviven en un mismo espacio creando un escenario único en la isla.

Desde la pequeña cala de Punta de Teno es posible obtener una panorámica de los Acantilados de Los Gigantes y de la isla de La Gomera.

El faro de Punta de Teno

Aunque Punta de Teno es espectacular en sí mismo, el antiguo faro rojo y blanco que corona el paisaje merece una mención especial. Se trata de uno de los siete faros de la isla, y fue construido en 1897 con piedra de La Gomera, pues resultaba más fácil traerla desde la isla vecina que desde otras ciudades de Tenerife.

El faro de Punta de Teno es el más querido por los chicharreros. Antiguamente, dos torreros se intercalaban para cuidar y hacer funcionar el faro, donde vivían con sus familias. Aunque hoy en día el faro opera de forma automática, el encanto que desprendía permanece ileso y el camino de rocas volcánicas que conduce hacia él sigue siendo una imagen de postal.

Cómo llegar a Punta de Teno

Desde hace algunos años, Punta de Teno es un espacio protegido que hace que sea necesario regular el tráfico y evitar aglomeraciones. Por ello, está prohibido el acceso por carretera de 10:00 a 19:00 horas, en invierno, y de 9:00 a 20:00 horas, en verano.

La única forma de llegar a Punta de Teno es utilizar los autobuses que salen cada hora de la estación de guaguas de Buenavista Norte. El trayecto desde la estación hasta Punta de Teno es de unos 20 minutos y la carretera es realmente estrecha y elevada. ¡Obtendréis unas vistas de vértigo del acantilado!

También es posible llegar a Punta de Teno haciendo senderismo (y barranquismo) desde Masca o desde Teno Alto hasta una pequeña cala cerca de Los Gigantes.