Playa de La Arena

Playa de La Arena

A muy poca distancia de los Acantilados de Los Gigantes se esconde una pequeña cala de arena negra famosa por sus aguas cristalinas, perfectas para practicar submarinismo. ¡Descubre la magia de La Arena!

Arena negra, aguas cristalinas y buen clima. Esta combinación explosiva es la mejor descripción de La Arena, una de las mejores playas de Tenerife gracias a su paisaje auténtico y sus posibilidades de ocio.

La Arena destaca por sus charcos de lava volcánica formados en la roca, que conforman piscinas naturales al capricho de la marea. Desde la orilla es posible avistar La Gomera al fondo y los Acantilados de los Gigantes en el lateral derecho. ¡Una imagen de postal! Además, en La Arena disfrutaréis de uno de los atardeceres más bonitos de Tenerife.

Los amantes del submarinismo encontrarán un paraíso natural en el fondo marino de La Arena. Sus aguas cristalinas y la poca profundidad del mar hacen que esta playa sea uno de los principales núcleos de inmersión de la isla. Encontraréis numerosas empresas de buceo junto a la playa y en el municipio más cercano, Santiago del Teide.

Este pueblo se encuentra a poca distancia de la playa y es un lugar excelente para degustar la gastronomía de Tenerife.

Cómo llegar a La Arena

Nuestra recomendación es llegar a La Arena en coche. La zona cuenta con aparcamiento gratuito y tendréis la posibilidad de visitar lugares cercanos, como Punta de Teno o Masca.

Si preferís usar el transporte público, la línea 325 de autobús os dejará justo enfrente de la playa de La Arena.