Mirador de La Tarta

Aunque el Teide es visible desde prácticamente todos los puntos de la isla, hay un lugar que ofrece unas vistas espectaculares: el Mirador de La Tarta. ¿Sabéis por qué se le llama así?

El mirador de La Tarta se ubica en una de las carreteras que suben al Teide (TF-24) y es uno de los mejores puntos de Tenerife para divisar el volcán y apreciar las diferentes capas geológicas de Las Cañadas. El nombre de este mirador proviene precisamente de los colores que presenta la tierra, que recuerdan a las capas de una tarta.

Desde el mirador de La Tarta es posible ver las diferentes erupciones volcánicas que ha vivido Tenerife. La mezcla de colores tierra de las cañadas hacen de este lugar un paisaje único difícil de encontrar en cualquier otro lugar de Tenerife.

Además, las vistas del Teide que ofrece este mirador son únicas. Si el tiempo de Tenerife lo permite, también es posible ver La Palma desde el mirador de la Tarta.