Icod de los Vinos

Entre las localidades de Garachico y Puerto de la Cruz se encuentra uno de los enclaves comerciales más importantes del norte de Tenerife: Icod de los Vinos. ¡Conoce cómo llegar a la famosa ciudad del drago!

Icod de los Vinos es una localidad costera conocida por albergar uno de los seres vivos más ancianos del planeta: el drago milenario. La ciudad del drago alberga también un importante patrimonio histórico y artístico sobre todo gracias a la importancia comercial que ha tenido Icod a lo largo de la historia de Tenerife.

Icod llegó a ser la ciudad más importante del norte de la isla gracias a su producción de vino. La tradición vitivinícola de Icod ha sido clave para su desarrollo y ha llegado hasta nuestros días. 

Este pueblo de Tenerife también ofrece unas vistas privilegiadas del Teide. Además, el casco histórico de Icod está declarado Bien de Interés Cultural. Las estrechas calles empedradas de Icod, sus ermitas y sus casas canarias aportan a esta localidad un encanto arquitectónico muy especial. 

Qué ver en Icod de los Vinos

  • Drago milenario: sin duda el atractivo turístico más famoso de Icod de los Vinos es el drago milenario. En Icod es posible visitar el Parque del Drago, que alberga este ejemplar de más de 800 años, uno de los seres vivos más longevos del planeta. ¡Una visita imprescindible!
  • Plaza Andrés de Lorenzo Cáceres: esta céntrica plaza a muy pocos metros del drago ofrece unas vistas espectaculares del árbol. Se trata de un mirador frontal del drago y alberga otros monumentos. Como la iglesia de San Marcos o un histórico kiosko de la luz.
  • Iglesia de San Marcos: según la leyenda, los guanches de Tenerife encontraron una imagen de San Marcos en la playa de Icod. La pequeña ermita que se construyó para venerar a este santo se ha convertido en la iglesia más importante de Icod de los Vinos. Alberga importantes oras de imaginería, como el cristo mejicano elaborado con pasta de maíz.
  • Museo Guanche: este museo concebido para dar a conocer la cultura y el estilo de vida de los guanches, los aborígenes de Canarias, es una de las visitas más famosas de Icod. A través de recreaciones y reproducciones a tamaño real es posible aprender cómo vivían los primeros habitantes de Tenerife y sus principales ritos funerarios.
  • Cueva del Viento: ¿sabíais que el quinto tubo volcánico más grande del mundo está en Tenerife? Con 17 kilómetros de extensión, la Cueva del Viento es uno de los grandes atractivos naturales de la isla. Caminar por esa cueva permite apreciar las formaciones que ha dejado el paso de la lava.
  • Museo del Plátano: el plátano canario es uno de los productos más típicos de la gastronomía de Tenerife. El Museo del Plátano de Icod permite conocer la importancia de esta fruta en la historia de Tenerife y los diferentes tipos de plátano canario que existen. ¡Conoce todas sus propiedades!
  • Playa de San Marcos: esta pequeña cala con forma de concha es una de las playas de Tenerife más tranquilas y familiares del norte de la isla. Se encuentra a unos 3 kilómetros del casco histórico de Icod y cuenta con todos los servicios necesarios: aparcamiento, hamacas, restaurantes, etc.

Cómo llegar a Icod

  • Coche: la mejor forma de llegar a Icod de los Vinos es en coche. Lo ideal es llegar a Icod en coche y aparcar a las afueras de la localidad. El casco histórico de Icod es perfecto para recorrerlo a pie.
  • Autobús: si preferís usar el transporte público, existen autobuses que llegan hasta Icod desde prácticamente todas las ciudades y pueblos de Tenerife. El precio y la duración del trayecto dependerán del lugar de origen.