Santa Cruz de Tenerife

Santa Cruz de Tenerife

Santa Cruz de Tenerife es la capital de la isla y una vista imprescindible para descubir la evolución de Tenerife. Conoce qué ver en la ciudad chicharrera y cómo llegar desde varios puntos de la isla. 

La ciudad de Santa Cruz de Tenerife ha vivido una evolución histórica inmensa en los últimos siglos. Históricamente, Santa Cruz era una pequeña villa de pescadores que servía de puerto de la ciudad vecina de La Laguna, mucho más desarrollada e influyente. El nombre de chicharreros, como se conoce popularmente a los tinerfeños, tiene su origen en los habitantes de Santa Cruz, que eran tan pobres que solo podían comer este pescado pequeño y fino.

La historia de la ciudad cambio drásticamente cuando el volcán Trevejo entró en erupción en 1706. La lava arrasó la ciudad de Garachico, que hasta entonces contaba con el puerto más importante de la isla y la pequeña villa de Santa Cruz tuvo que coger el relevo. Varias décadas después, la ciudad se convirtió en el principal puerto comercial y de pasajeros de la isla.

En 1833, Santa Cruz se convirtió en la capital de Tenerife.

Qué ver en Santa Cruz

Auditorio de Tenerife Adán Martín

Uno de los símbolos más destacados de Santa Cruz de Tenerife es el sorprendente edificio costero con forma de láminas entrelazadas: el auditorio Adán Martín. Esta obra del arquitecto Santiago Calatrava es el edificio civil más moderno de Canarias y el monumento más visitado de la capital.

Castillo de San Cristóbal

En la cara opuesta de la moneda se encuentra el edificio más antiguo de Santa Cruz y de toda la isla de Tenerife: el Castillo de San Cristóbal. Los restos de esta fortaleza defensiva se pueden visitar en una galería subterránea de la Plaza España, donde se expone también el cañón que disparó a Nelson y lo dejó manco durante la batalla de Santa Cruz.

Parque García Sanabria

Palmeras, plantas tropicales, aromáticas, cocoteros y muchas otras especies exóticas se aglutinan en el parque urbano más grande de las islas Canarias: el parque García Sanabria. Este gran espacio verde es una visita imprescindible en Santa Cruz por sus senderos llenos de vegetación, su reloj de flores y las numerosas esculturas que alberga.

Castillo de San Juan Bautista

Junto al auditorio de Tenerife se encuentra esta antigua fortaleza también conocida como el Castillo Negro. Fue construido a mediados del siglo XVII y se trata del castillo mejor conservado de Tenerife.

Mercado de África

Conocido popularmente como “La Recova”, el Mercado de África ha sido el mercado municipal desde su fundación en la década de los 40 hasta la actualidad. Su estética neocolonial recuerda a las puertas de entrada a la medina de las ciudades marroquíes. Los vendedores locales venden fruta y verdura frescas, vino y conservas.

Museo de Naturaleza y Arqueología

El MUNA (Museo de Naturaleza y Arqueología) de Santa Cruz reúne la colección más importante sobre la cultura guanche. En sus diferentes salas se exponen animales disecados, rocas volcánicas, restos óseos y momias de los aborígenes de la isla y muchos otros objetos de gran valor histórico. El MUNA se ubica en el antiguo hospital civil de Santa Cruz.

Palmetum

El Palmetum de Santa Cruz es la mayor colección de palmeras de la Unión Europea. Tiene más de 500 especies procedentes de todo el mundo (Hawái, Australia, Madagascar, etc.), que sobreviven gracias al clima subtropical de Tenerife.

Cómo llegar

  • Tranvía: la capital está conectada con la ciudad vecina de San Cristóbal de La Laguna por la línea de tranvía. La línea 1 enlaza estas dos ciudades en un trayecto de 40 minutos y 21 paradas.
  • Autobús: si preferís utilizar las guaguas de Tenerife, podréis llegar a Santa Cruz en autobús desde prácticamente cualquier ciudad de la isla. La duración del trayecto dependerá de la ciudad de la que partáis, y en algunos casos puede resultar un viaje algo tedioso.
  • Coche de alquiler: la forma más cómoda de llegar a Santa Cruz desde cualquier punto de la isla es en coche. En Tenerife no tendréis problemas para aparcar en la zona más costera.

Visita guiada en español

La mejor forma de descubrir todos los atractivos de la capital y de empaparse de su historia es reservar una visita guiada por Santa Cruz de Tenerife. Disfrutaréis de un completo recorrido por la ciudad chicharrera junto a un guía en español y disfrutaréis de un café o una cerveza para terminar el tour.