Masca

La carretera de Masca es un rompecabezas para los turistas y locales que tratan de llegar a este pequeño caserío. Descubre la mejor forma de llegar a Masca y disfrutar de sus vistas privilegiadas.

El caserío de Masca se eleva a 750 metros sobre el nivel del mar y constituye un excelente mirador a los barrancos de la isla. Es realmente difícil llegar a Masca por tierra y mar, así que este pequeño reducto no presenta grandes construcciones y ha mantenido la más pura esencia tinerfeña.

Sin embargo, la ubicación de este pequeño pueblo en un valle entre acantilados es tan idílica como enrevesada.

La carretera de Masca

Masca es una palabra que puede aterrorizar a los turistas que han alquilado un coche en Tenerife. Sin duda, la mejor forma de llegar al caserío es en automóvil, pero la carretera de Masca es muy estrecha, llena de curvas y de un solo carril. ¡Un auténtico suplicio!

Con todo, el abrupto camino hasta Masca tiene su recompensa en las maravillosas vistas que ofrece de los barrancos del valle, las viviendas que forman el caserío y la isla de La Palma al fondo.

Cómo llegar a Masca

Por carretera

El caserío de Masca se enclava en el Parque Rural del Teno al que se puede llegar desde Santiago del Teide o desde Buenavista Norte. La primera opción es más recomendable, ya que evitaréis un buen tramo de curvas. Sin embargo, ir a Masca desde Buenavista os garantizará unas vistas espectaculares de los acantilados.  

En autobús

Si preferís usar el transporte público, podéis tomar las líneas 355 y 365 de autobús que os llevarán hasta Masca.