Garachico

La erupción del volcán Trevejo en 1706 arrasó la ciudad que albergaba el puerto comercial más importante de Tenerife: Garachico. Descubre los encantos de uno de los pueblos con más historia de Tenerife.

Durante los siglos XVI y XVII, Garachico fue la puerta de entrada a Tenerife. El puerto de Garachico era el más próspero de la isla y parada imprescindible de los navíos comerciales que surcaban el Atlántico. El desarrollo portuario contribuyó al crecimiento urbanístico. Garachico tenía un castillo, un hospital, dos iglesias, cinco conventos y un sinfín de elegantes calles empedradas.

Sin embargo, la furia del volcán Trevejo arrasó casi por completo la localidad en 1706. El puerto de Garachico quedó fundido bajo la lava y la localidad tardó años en recuperarse. El reflejo más evidente de esta catástrofe está en El Caletón, las piscinas naturales que la lava formó en la costa.

Aunque Garachico perdió toda su importancia comercial en beneficio de Santa Cruz de Tenerife, hoy en día es uno de los pueblos de Tenerife más visitados.

Qué ver en Garachico

Roque de Garachico

El Monumento Natural del Roque de Garachico tiene unas cinco hectáreas de extensión y acoge aves migratorias en peligro de extinción.

Mirador del Emigrante

A muy pocos kilómetros de Garachico se encuentra uno de los mejores miradores de Tenerife: el mirador del Emigrante. Las vistas que ofrece del casco histórico de este municipio y del famoso roque de Garachico son espectaculares.

Piscinas Naturales de Garachico

Estas piscinas naturales conocidas como “El Caletón” o “El charco de Garachico” se formaron cuando la lava del volcán Trevejo llegó a la costa. Es uno de los charcos más famosos de Tenerife y una opción de baño excelente si el tiempo de Tenerife acompaña.

Esculturas Tensei Tenmoku

Se trata de un conjunto escultórico de mármol traducido como “Puerta sin puerta”, obra del famoso artista japonés Kan Yasuda.

Castillo de San Miguel

Esta fortaleza construida en el siglo XVI fue la principal estructura de defensa de Garachico cuando ostentaba el puerto comercial más importante de Tenerife. Hoy en día, el castillo organiza espectáculos medievales y cenas de gala.

Parque de la Puerta de Tierra

Este pequeño parque urbano rebosa símbolos y referencias a la historia de Garachico. La puerta de piedra que decora del centro del parque era la antigua entrada al puerto de Garachico. Además, el parque dedica un rincón al poeta Rafael Alberti, que visitó el pueblo en 1991.

Cómo llegar a Garachico

La forma más cómoda de llegar a Garachico desde cualquier punto de la isla es en coche. Si preferís usar el transporte público, hay autobuses que llegan a Garachico desde todas las ciudades y pueblos de Tenerife.